En Olinda todo el año es carnaval

Llegamos a Recife a mediados de Enero. Llegamos con la idea de quedarnos una semana/10 días y no mucho más. El tiempo justo para conocer, trabajar y seguir viaje. Lo que no tuvimos en cuenta fue que al mes siguiente se celebraba el carnaval y aparentemente no era cualquier carnaval sino EL carnaval. El mejor de Brasil según estaban todos empecinados en decirnos. Cada persona que conocíamos nos decía que nos teníamos que quedar, que si no vivíamos el carnaval de Recife y más específicamente el de Olinda, era como si no hubiera valido la pena la visita, como si nunca hubiéramos estado acá. Nosotros firmes, creíamos que faltaba mucho, que qué íbamos a hacer tanto tiempo, que queríamos seguir viaje. Los días fueron pasando en Recife, primeros hospedados en lo de un amigo por Couchsurfing y después nos fuimos a una habitación, cuando un día surgió irnos a acampar unos días a la playa, Porto Galinhas, y casi queriendo sin querer, una semana después estábamos volviendo ya no para quedarnos en Recife sino en Olinda.

Olinda, capital cultural de Brasil.

Recife es la capital del Estado de Pernambuco, corazón del nordeste brasilero, ciudad gigante atiborrada de edificios, avenidas gigantes y gente yendo y viniendo a toda hora. A sólo 9 kilometros del centro antiguo se encuentra el municipio de Olinda. Si bien las ciudades están prácticamente pegadas, donde es difícil decir donde empieza una y termina la otra, son bien diferentes. Olinda tiene un pintoresco centro histórico en forma circular, donde uno se pierde caminando entre sus iglesias, sus calles apedreadas, sus casitas de colores y claro, sus laderas. Fuera de él, hay solo unos pocos edificios que conforman la parte nueva de la ciudad, donde se encuentra la parte comercial y administrativa. Olinda fue declarado patrimonio cultural por la Unesco y no se en que momento se convirtió en la capital del carnaval.  Si visitas la ciudad fuera de estas fechas, es difícil imaginarte como un lugar tan tranquilo y hasta a veces, desolado, puede llegar a ser esa masa de cuerpos apretujados llenando de vida y alegría cada esquina, cada beco escondido. Para las personas de acá y del nordeste, es este y no en Río, el mejor carnaval del país. Y uno de los motivos de que sea así, es que es gratis. Basta con salir a la calle y ser parte de los blocos (comparsas) que desfilan por las calles con su música propia y danzas. Sin entradas, ni vallas, ni sillas excluyentes. Nada que ver con mirarlo desde una silla del Sambodromo, donde además, para acceder debes pagar sumas exageradas e infladas para el turismo internacional.

Alto do Sé, Olinda
Alto do Sé, uno de los puntos más altos de Olinda donde se pueden apreciar unas lindas vistas del centro histórico. Incluso acá, que había que subir empinadas laderas para llegar, estaba lleno en Carnaval.

El carnaval de Olinda esta minado de cultura. Todos los ritmos típicos se preparan para ser tocados, cantados y bailados hasta el hartazgo: Frevo, maracatú, coco. Los blocos con más de 50 años y los recientes. Los muñecos gigantes, como el Hombre de la Media Noche con 80 años de tradición, que cada sabado del año sale despúes de la medianoche a desfilar por más de 5 kilometros, marcando así el inicio oficial del carnaval. El maquillaje artístico, las lentejuelas y brillos, los disfraces. Nadie puede salir a la calle sino esta con un poco de fantasía, sino le agrega color y alegría. Las calles llenas de gente desde las 9 de la mañana hasta después de la medianoche (y en Recife las 24 horas). Los puestos de tapioca, salgados, cachorro quente, hamburguesa, cerveza, agua.

Hombre de la Medianoche,Olinda, Carnval
El hombre de la medianoche, ese señor de traje verde. Uno de los tantos murales en las paredes de Olinda.

Oficialmente el carnaval dura 4 días pero aquí fueron como 10. Días con más o menos gente, shows y blocos, pero 10 días que salías a la calle en el centro histórico de Olinda y algo estaba sucediendo. En verdad, mucho tiempo antes la ciudad ya se esta preparando para la llegada del carnaval. Meses antes ya se pueden vivir “las previas”, donde los grupos están ensayando en las calles a plena luz del día. No es raro tampoco, caminar por las laderas de Olinda y encontrarse con carteles de “alugese” en la mayoría de las fachadas. Se alquilan casas enteras, donde incluso sus dueños, que viven en ellas, las desalojan por esos días. Visitantes de todo el país y del mundo, llegan casi en peregrinación a vivir este carnaval que tanto da que hablar.

Casas en Olinda decoradas para el Carnaval
Algunas de las casas de Olinda decoradas para el Carnaval. La bandera del Estado de Pernambuco, los paraguas con los cuáles se baila Frevo y el Hombre de la Media Noche.

Una imagen que no voy a olvidar: las calles repletas de gente en el primer día del carnaval, los cuerpos tocándose constantemente, el sol del mediodía y el calor insoportable de 30 grados, y entonces, una mujer desde un balcón de una casa sosteniendo una manguera dejando el agua correr apuntando hacia la gente. El alivio. La euforia desmedida donde todo era motivo de alegría.

No tengo muchas fotos porque entre tanta gente a veces no conseguía sacar una foto más o menos buena y otros días, directamente salía sin celular. Pero les dejo acá algunos momentos de lo que fue el Carnaval de Olinda. Lo disfruté mucho, ya que fue algo totalmente diferente. Es la primera vez que vivo un Carnaval así. Por supuesto que en la ciudad que me crié también hay una celebración, pero no es ni comparable. ¡Ya estoy pensando donde me encontrará el próximo año!

Las calles de Olinda en pleno Carnaval
Las angostas calles de Olinda en pleno Carnaval.
Olinda en Carnaval
Sábado, 9 horas de la mañana y esto ya estaba así… Con las horas más y más gente llegaría.
Disfraces y maquillaje artístico para el Carnaval de Olinda, Brasil
El día que también nos maquillamos para el Carnaval. Catrinas maquilladas por una amiga viajera mexicana. De disfraces había de todo: la reina de Inglaterra y sus guardaespaldas, Trump, insectos gigantes, muchos hombres vestidos de mujer, princesas, personajes animados, etc, etc.
Fachadas delas casas de Olinda.
Las fachadas en las casas de Olinda.
Carnaval Olinda 2017
Con amigos en el Carnaval de Olinda 2017.
Las calles de Olinda después del Carnaval
Las calles de Olindas tranquilas después del Carnaval, casi como si fuera otra ciudad.
Anuncios

Un comentario en “En Olinda todo el año es carnaval

  1. Pingback: Despedida de un viaje infinito por Brasil – De mochila y sin coordenadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s