Octubre 2015. Estaba en mi segundo paso por Ecuador en el año y me había propuesto conocer lugares que la primera vez no me había dado el tiempo. La idea de ir a la selva fue creciendo de a poquito, hasta que de nuevo, como con todas las ideas, se me metió fuerte en la cabeza. Había que ir a la selva si o si, no podíamos dejarlo pasar. Lo hablé con Luli y lo único que nos frenaba era que nuestra amiga Agus llegaba pronto a Ecuador y llevarla directamente de la ciudad de cemento de Buenos Aires a la selva amazónica, quizás, era un poco fuerte. Pero decidimos, al fin, que iríamos. Todo iba a salir bien y así fue.

Puerto Misahuallí, es un pueblito a 40 minutos de la ciudad de Tena. Rodeado por el Río Napo y por una extensa vegetación que pinta todo de diferentes tonalidades de verde, es la entrada perfecta para adentrarse a la selva ecuatoriana. Un lugar tan turístico como relajado, existen desde distintas excursiones a la selva  y comunidades indígenas hasta lugareños que te ofrecen desde caminatas hasta paseos en canoas y lanchas.  Hay varios restaurantes con gastronomía local y muy poco alojamiento. A decir verdad, mucho de los turistas vienen a pasar el día o se alojan en los resorts del otro lado del río.

Puerto Misahuallí,Ecuador. Entrada al amazonas

Una tarde de calor y río

Para los viajeros y mochileros como yo, siempre esta la opción de acampar en la playa a orillas del río o, cruzando el puente encontrarán un lugar conocido como lo de Camilo. Es una estructura de madera de tres pisos que funciona como bar, pero en la planta baja dejan que los viajeros armen sus carpas, incluso se puede hacer voluntariado ayudando en la limpieza y demás tareas que haya que hacer. Es un lugar muy simple y rústico, un par de hamacas colgadas, un espacio de cocina y un pequeño espacio al aire libre rodeado con palos de bambú funciona de ducha que se abastece con agua de lluvia o del río. Nosotras nos pasamos los días ahí, festejamos el cumpleaños de Agus, disfrutando de la tranquilidad, de tardes en el río, caminando por los alrededores y compartiendo con los demás chicos que estaban ahí.

Una de las grandes atractivos de este pueblito, es que está tomado por los monos capuchinos.  Ya en la pequeña plaza principal se los ve andar por acá y por allá, colgándose de techos y árboles,  totalmente atentos con lo que pasa alrededor. Curiosos y acostumbrados a la gente, si te ven con algo de comida en la mano, correrán directamente hacia a vos para sacártelo. Un día los estaba observando mientras comía de un paquete de galletitas, cuando un monito me oyó, me miró fijamente y empezó a moverse directamente hacia mi. Me asusté y me moví rápidamente. Por eso hay que tener cuidado ya que no tienen problema de acercarse y tomar lo que tenés en la mano, ya sea comida, el celular o cualquier otra cosa. Pero ellos están ahí, dueños de las calles y los árboles, yendo de la plaza a la playa como si fueran un transeúnte más.

Además de estos particulares personajes, el ruido de todo tipo de insectos y animales es la acústica permanente del lugar. Es, sencillamente, un lugar increíble para estar bien cerca de la naturaleza. Si bien sufrimos un poco de todas las picaduras que teníamos en el cuerpo y de las inaguantables ganas de sacarnos un brazo o una pierna para dejarnos de rascar, nuestro paso por la selva fue genial, mágico, lleno de recuerdos y personalmente, me dejó con ganas de más.

Puerto Misahuallí,Ecuador. Entrada al amazonas

La vista del pueblo desde lo de Camilo.

Puerto Misahuallí,Ecuador. Entrada al amazonas

Playa en las orillas del Río Napo

IMG_1217

IMG_1263

Cálido atardecer..

 

Puerto Misahuallí,Ecuador. Entrada al amazonas

Caminando hacia una aldea indígena

Aldea indigena en Puerto Misahullí, Ecuador

La aldea indígena donde puedes ver las manualidades y artesanías que producen y comer algo típico.. pero la verdad es que esta muy armado para el turismo.

Puerto Misahuallí,Ecuador. Entrada al amazonas

Una flor increíble, mi primer impresión fue pensar que era de mentira,pero no,es de verdad.

 Puerto Misahullí, Ecuador

Este insecto (no sé cómo llamarlo) y los bichos palos abundan.

Chontacuro, gusanos de palma. Puerto Misahualli

Chontacuro, gusanos de palma vivos.

Chontacuro, gusanos de palma. Puerto Misahualli

y asados….esperando ser comidos! Se los recomiendo!

 

Y por último, les dejo el video de una gran experiencia: saltar de un puente a unos 20 metros de altura: adrenalina pura!

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=y4jiCrPgxTk&w=560&h=315]

Datos Útiles:

Cómo llegar: a Tena llegamos haciendo autostop desde Quito, pero en aquella hay autobuses que cuestan 1 dólar hasta el pueblo.

Alojamiento: Lo de camilo vale 3 dólares por día, pero siempre esta la posibilidad de hacer unas horas de voluntariado, que es lo que hicimos nosotras.

Tips: el clima es caluroso y húmedo,por lo cual llevar ropa fresca, bloqueador solar y repelente de insectos (indispensable)

 


2 comentarios

Nan · marzo 3, 2016 a las 1:03 am

Maravilloso!!!!!!!!

Un lugar llamado Chapada Diamantina – De mochila y sin coordenadas · julio 24, 2018 a las 4:08 pm

[…] fotos fueran más fidedignas de lo hermoso y mágico que es este lugar. Por que lugares mágicos, sí, los hay. A cualquier persona que le guste la sierra, la vida al aire libre y la naturaleza en su estado […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *